Entretenimiento y Cultura

Experiencia HATCH en Selva Panameña

selva_panama

La red HATCH, que por una década ha conectado a miles de creadores con ganas de mejorar el mundo, trae la experiencia a Panamá.

El próximo miércoles se reunirán en la selva panameña ganadores de premios Emmy, astrofísicos de la NASA, cineastas, diseñadores de juguetes, músicos, profesores de yoga, educadores y estudiantes, por nombrar unos cuantos.

Durante cuatro días compartirán juntos en la experiencia HATCH, diseñada para despertar su creatividad con el propósito de mejorar el mundo.

Esta iniciativa ideada por el multifacético Yarrow Kraner, director de Virgin Produced, tiene 12 años de vida, pero es la primera vez que llega a América Latina –o sale de los Estados Unidos– y su destino será en nuestro país.

selva_panama

‘Es difícil de explicar’, admite Jimmy Stice, fundador de Kalu Yala, una comunidad sostenible en desarrollo, colindante con el Parque Nacional Chagres. ‘No es una conferencia, ni una fiesta, es una comunidad’.

Stice fue quien convenció a Kraner de traer HATCH a Panamá, después de haber asistido a uno en el 2014. ‘Estaba sentado junto a Michael Winslow, el actor de Police Academy y Tom Gruber, el inventor de Siri, teniendo conversaciones geniales’, relata.

Stice entendió que la labor de Kraner durante la última década había sido la de conectar ‘superhéroes’, que estuvieran utilizando su influencia para cambiar el mundo para mejor, sin dejar de ser ‘excepcionalmente humildes’.

Tras su insistencia, el inventor de HATCH accedió a visitar Panamá y en pocos días se dio cuenta de que Stice tenía razón.

Encontró un país rebosante de innovadores, pioneros y creativos. Sin embargo, los halló aislados los unos de otros. No solo Panamá, sino la región, necesitaba un HATCH que ayudara a conectar a estas personas para catalizar aún más la energía creativa ya existente.

Y así será del 17 al 21 de febrero. 125 personas, cuidadosamente seleccionadas, de Estados Unidos, Panamá, el Reino Unido, Canadá, Chile, Brasil, Colombia, Nicaragua, México, Israel, Argentina, Guatemala, Perú y Venezuela compartirán y conectarán en Kalu Yala, se convertirán en parte de la misma red.

El HATCH

Para Kraner, quien se autodenomina ‘alquimista creativo’, HATCH no solo tiene como propósito conectar a creativos, sino que estas conexiones sean permanentes, estimulen la creatividad y se generen productos que puedan cambiar el mundo para mejor.

‘Hay muchos ejemplos de compañías, ideas e iniciativas que surgieron a raíz de HATCH’, sostiene. ‘Por ejemplo, una colaboración entre un diseñador de la NASA y un arquitecto resultó en viviendas ‘pop-up’ en caso de catástrofes, o un compositor y un diseñador de juegos hallaron en conjunto la manera de componer y pensar musicalmente sin haber tomado clases de música’.

Al unir a tantas personas con distintos talentos, experiencias y conocimientos, HATCH se convierte en un modelo de reciprocidad.

Cada uno puede aportar algo nuevo y ayudar a amplificar los esfuerzos del otro. ‘Cuando ayudamos a facilitar eso efectivamente es que se logran cosas significativas’, mantiene Kraner.

Para él, la inspiración de una sola persona puede tener un impacto en la vida de millones, citando como ejemplo a John Lennon y Bob Marley. ‘Nuestro objetivo es impulsar a la siguiente generación de innovadores, que a su vez inspiren a miles de otros a su paso’.

Stice concuerda con ello y piensa que además la experiencia en Panamá hará a los emprendedores locales más ambiciosos acerca del impacto que podrían tener. ‘Se sentirán fortalecidos gracias a la cantidad de recursos con que estarán conectados y el país se empezará a transformar no solo en un hub del transporte o la banca, sino de creativos y emprendedores’.

Este lanzamiento será solo el inicio. ‘Habrá un HATCH Latinoamérica anualmente, pero queremos seguir creciendo y tener programación a lo largo del año con la ayuda de nuestros socios locales, Kalu Yala y Selina Hostels’, dice Stice.

El emprendedor espera que a raíz de HATCH se originen programas que generen impacto en la economía, conectividad y creatividad a nivel local, nacional y global.

Para Patricia Villanueva, que forma parte del consejo asesor de HATCH en América Latina, el hecho de reunir tanto talento en un solo lugar será de provecho. ‘Estoy segura que muchas ideas positivas saldrán de este encuentro’, comenta.

Villanueva asegura que aceptó formar parte del consejo porque desea ‘ver cambios radicales en Panamá y en la región a la hora de emprender’, y sabe que HATCH será la oportunidad para encontrarse con personas que compartan sus inquietudes y con las que podrá trabajar en conjunto para solucionarlas.

Aunque la mayoría de las personas que forman parte de la red HATCH han sido seleccionadas por su potencial de impactar en la sociedad, también hay quienes llegan a través de una aplicación.

A Kraner le gustaría que en años futuros más personas sepan de la red y apliquen por su cuenta, siempre y cuando cumplan con el requisito más importante: que en su trabajo de vida haya una intención positiva que busque mejorar el mundo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top