Bienes Raices

Claves para vender tu propiedad

10-interesantes-consejos-para-vender-tu-casa

Vender una vivienda es una operación importante para tu bolsillo que debes hacer con el máximo rigor y atención. Compartimos algunas de las claves para que al final del proceso puedas decir que hiciste una buena venta.

Piensa en tus razones para vender

Antes de poner a la venta tu vivienda, asegúrate de tener claros los motivos. Normalmente será por circunstancias personales o económicas y puede no haber vuelta de hoja. Dedícale igualmente algún tiempo a valorar la necesidad de vender

Las razones personales incluyen desde la necesidad de cambiar de casa por falta o exceso de espacio (a una vivienda más grande cuando la familia crece o a una más pequeña cuando se reduce) hasta la decisión conjunta de una pareja de vender su vivienda a causa de su separación. En ambos casos conviene darle un par de vueltas. Por ejemplo, que una pareja se separe no es incompatible con que uno de los dos le compre al otro su parte de la vivienda.

Cuando se trata de razones económicas, por las dificultades de seguir pagando la hipoteca, vender sea probablemente la mejor opción, para posteriormente alquilar o comprar una vivienda más económica.

Elige un agente inmobiliario

Aunque algunas personas presumen de haber logrado vender su vivienda sin intermediarios, la realidad es que la mayoría de personas confían esa tarea a un o una agente inmobiliario. Eso sí, si quieres vender tu piso a través de una agencia, búscate un buen agente, que tenga buenas referencias, que acredite experiencia, que conozca el barrio o localidad en el que se encuentra tu vivienda y, sobre todo, que te transmita la máxima confianza. Resulta fundamental que te entiendas bien con el agente y que mantengáis una comunicación fluida durante todo el proceso de venta.

No te “cases” con una sola agencia

Si dos agentes te han convencido, empieza trabajando con ambos y, al cabo de uno o dos meses, valora si das la exclusividad a uno u otro. Tampoco tengas el piso en manos de demasiados agentes, te traerá problemas logísticos y no lo vas a vender mejor por estar en más agencias.

Firma un contrato con cada agencia

El contrato es importante, pues os protege a ambas partes. En él deben figurar:

La duración: No aceptes un contrato largo, lo puedes ir renovando cada 2 meses, por ejemplo.

El precio: Es muy importante, porque suele tener carácter vinculante. Si la agencia consigue un cliente que acepte el precio y abone una paga y señal, y te echas para atrás, deberás pagar una indemnización.

La exclusividad: Te la van a pedir pero no tienes la obligación de confiar la venta de tu vivienda a una sola agencia.

Los honorarios: Negocia los honorarios con el agente. Suelen moverse entre el 3% y el 6% del precio final de venta. No olvides que a la comisión habrá que añadirle el IVA correspondiente. Normalmente la agencia cobra el 50% de sus honorarios cuando el comprador abona las arras, y el otro 50% cuando se firma la compraventa ante notario.

Fija un precio de mercado

Una de las claves de una buena venta es fijar un precio que sea coherente con la situación del mercado inmobiliario y que refleje la calidad de tu vivienda. Cuanto más cerca esté el precio de su valor de mercado, más probabilidades tendrás de vender. Si las viviendas comparables a la tuya, en tu zona, se están vendiendo a 2.000€/m2, perderás el tiempo si quieres vender tu vivienda un 50% más cara.
Los compradores suelen estar informados acerca de los precios de mercado y no estarán dispuestos a pagar un sobreprecio sin motivo.
No pongas un precio barato, pero no pierdas el tiempo hinchando el precio. Si quieres vender, busca un precio justo.

No especules con la evolución del mercado

Si has decidido vender una vivienda, la comercializas a un precio de mercado y aparece un comprador dispuesto a pagar lo que pides, no te pongas a dudar de repente pensando que quizás estás malvendiendo y que podrías esperar a que los precios suban más. ¿Y si no lo hacen? ¿Y si luego te pasas 6 meses recibiendo ofertas inferiores?

Prepara tu vivienda para las visitas

Cuando comiencen las visitas de posibles compradores, asegúrate de que tu vivienda ofrece un buen aspecto y mantenerla limpia y ordenada. Durante las visitas, los posibles compradores se van a imaginar viviendo en tu casa y es más fácil que se “enamoren” de ella si la tienes cuidada.

Responde las preguntas más previsibles

¿Por qué quieres vender tu piso? ¿Cuándo hiciste la última reforma? ¿Cómo son los vecinos? ¿El edificio ha pasado la ITE (Inspección Técnica de Edificios)? Prepárate las respuestas a ese tipo preguntas, que con toda probabilidad te plantearán los posibles compradores, directamente o a través del agente inmobiliario. Un buen comprador hace muchas preguntas porque no quiere pasar por alto nada importante. Sé previsor y muéstrate preparado para tener respuestas para casi todo.

No pierdas el control sobre el proceso de venta

Si tienes claro el precio al cuál quieres vender y es un precio justo y adecuado al mercado, no te dejes presionar por un ultimátum de un posible vendedor que te hace una “última oferta” rebajando tu precio un 15%. Tampoco por un agente inmobiliario ansioso que tiene prisas por vender y cobrar sus honorarios. Vender un piso es algo demasiado importante como para hacerlo sin estar convencido. No pierdas nunca el control de la situación, mantente firme en tus intenciones, comunícate de forma clara y sitúa los límites del tablero. Por ejemplo, si has fijado un precio justo y le indicas al agente que no vas a hacer rebajas superiores al 5%, te ahorrarás entrar en una subasta por tu piso.

No ignores el calendario

Igualmente, es importante que mantengas el control sobre el calendario. Tener urgencia por vender te puede perjudicar, porque aumenta el riesgo de malvender. Por otro lado, no tener ninguna prisa y mantener una vivienda en el mercado demasiado tiempo porque no llega la oferta de tus sueños tampoco parece una buena estrategia, y puede acabar “quemando” tu vivienda. Cuánto más claro tengas el precio y el calendario, menos te costará identificar una buena oferta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

To Top